Hojas estilo cascada

Image
Anteriormente hablamos de los estilos aplicados a las páginas web, ahora hablaremos de las hojas de estilos, las cuales nos permiten darle una vista uniforme a nuestro sitio web. Incluso podemos cambiarle el estilo a cada una de las páginas contenidas en nuestro sitio con tan solo modificar un archivo. Así que aprendamos cómo se hace esto.

El término en cascada indica la forma en que finalmente un navegador muestra los estilos para elementos concretos de una página Web. Los estilos que se ven en una página Web proceden de tres fuentes: la hoja de estilos creada por el autor de la página, las opciones de estilo personalizadas elegidas por el usuario (si las hay) y los estilos predeterminados del propio navegador. En los temas anteriores se describe la creación de estilos para una página Web como autor tanto de la página Web como de la hoja de estilos que se adjunta a dicha página. Pero los navegadores también tienen sus propias hojas de estilos predeterminadas que determinan cómo deben representarse las páginas Web, a lo que se suma el hecho de que los usuarios pueden personalizar sus navegadores mediante la selección de opciones que ajustan la visualización de las páginas Web. El aspecto final de una página Web es el resultado de las reglas aplicadas por estas tres fuentes en conjunto (o “en cascada”) para representar la página Web de forma óptima.

Este concepto se ilustra bien con una etiqueta común: la etiqueta de párrafo, o etiqueta <p>. De manera predeterminada, los navegadores se suministran con hojas de estilos que definen la fuente y el tamaño del texto del párrafo (es decir, el texto situado entre etiquetas <p> en el código HTML). En Internet Explorer, por ejemplo, todo el texto del cuerpo, incluido el texto de los párrafos, se muestra de manera predeterminada con la fuente Times New Roman, Mediana.

Sin embargo, como autor de una página, puede crear una hoja de estilos que anule el estilo predeterminado del navegador para la fuente de párrafo y el tamaño de fuente. Por ejemplo, puede crear la siguiente regla en su hoja de estilos:

p {
font-family: Arial;
font-size: small;
}

Cuando un usuario carga la página, la configuración de fuente de párrafo y de tamaño de fuente establecida por usted como autor de la página anula la configuración de texto de párrafo del navegador.

Los usuarios pueden elegir opciones para personalizar de forma óptima la visualización en el navegador para su propio uso. En Internet Explorer, por ejemplo, el usuario puede seleccionar Ver > Tamaño de texto > Más grande para ampliar la fuente de página a un tamaño más legible si considera que la fuente es demasiado pequeña. En último término (al menos en este caso), la opción seleccionada por el usuario anula los estilos predeterminados por el navegador para tamaño de fuente y los estilos de párrafo creados por el autor de la página Web.

Fuente:

Adobe (2010), en htttp://help.adobe.com/es_ES, el 30/03/2012.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s